10-08-2007

Lecciones del Metro II

El otro día me subí al metro y conmigo entro un tipo de como 45 años. Se notaba que un maestro de la construcción y no era una persona de mucha plata. Tiró su bolso al suelo y se sentó en encima. Se supone que debería sentarse en el suelo para dejar más gente entrar al metro, pero había mucha gente. El tipo se veía bastante choro (rudo, bravo) con una cicatriz de como 10cm o más debajo su ojo hasta su mentón. Me hizo pensar que a lo mejor lo consiguió en una pelea con cuchillo. La verdad es que juzgué este tipo y lo inserté en un estereotipo que en Chile llamamos "flaites" (segun un diccionario de modismos chilenos hay más de 100 definiciones, pero esta he visto en varios lados y dice que flaite es una sigla ( f) de fresco (l) de ladron (a) de anormal (i ) de indecente (t) de traficante (e) engrupio.) Ahí en un momento este tipo me sorprendió. Lo vi tocar el brazo de un joven y estaba seguro que el tipo le iba a decir algo feo o pedirle algo. Lo que le dijo al joven era que un billete estaba a punto de caer de su bolsillo y que lo asegurara meterlo bien. O sea, ayudó a este joven no perder su plata. Me quedé asombrado a la mala onda que yo era y como no debería juzgar a la gente sin conocerla. Otra lección del metro.

3 comentarios:

gonzalo dijo...

Wau, si que tiene razón.
Se sintió avergonzado de si mismo verdad??
A mi me ha pasado verias veces. Así se aprende.

digage dijo...

Que si me ha pasado?...
Montones de veces!!!, que lata que seamos tan prejuiciosos, pero de los errores aprendemos caleta, pasamos vergüenza y aprendemos un poquito más.z

Samuel dijo...

hola, realment een el metro se viven todo tipo de situaciones insolitas..
buen blog
bendiciones...